Últimas Noticias

El Futuro del Internet se llama Solid, Según Tim Berners-Lee

El fututo del internet


La utópica idea de que Internet nos haría más libres, más sabios y más avanzados, hoy está muerta y enterrada. El creador de las páginas web quiere volver a intentarlo.

Tim Berners-Lee, el diseñador de la World Wide Web, las páginas web, asegura que la Web3 no sirve para arreglar Internet, y está convencido de que la solución pasa por proyectos como Solid.

Tim Berners-Lee es un científico de datos que a principios de los años 90 creó el estándar WWW, y con ello las páginas web. Básicamente, convirtió Internet en una herramienta que podría ser usada por todo el mundo.

A principios de los 90 Internet aún estaba en manos de las universidades y los primeros usuarios entusiastas, que veían la Red como un medio para mejorar el mundo. Poder comunicarnos e intercambiar información con todo el planeta nos haría más libres, más sabios, más tolerantes, y acabaría con los extremismos y el odio.

En aquella época nacieron las páginas web, Linux, el código libre y la Wikipedia, proyectos sin ánimo de lucro que creían en esa bonita utopía de un mundo mejor para todos.

La destrucción de un ideal

Pero entonces llegaron a Internet las redes sociales, los partidos políticos, los gobiernos, el extremismo, las religiones, las grandes tecnológicas, las empresas ávidas de ganar dinero a toda cosa, los estafadores, los negacionistas, los aprovechados, etc. Y todos sufrimos lo que ha pasado.

Treinta años después, estamos al borde de un guerra nuclear, los extremismos gobiernan en muchos países, en Estados Unidos se habla de guerra civil, y el odio y la intolerancia reina en las redes sociales.

Los gobiernos usan Internet para controlar todos los movimientos de sus ciudadanos, y un puñado de apenas 4 o 5 grandes compañías tecnológicas controlan todos los datos y los usan para espiar, para comerciar con la privacidad, para manipular elecciones, para hacer y deshacer a su antojo. Las fake news, el negacionismo y el fanatismo se han convertido en dueñas de la opinión.

Vivimos en la peor época desde hace 70 años, e Internet tiene buena culpa de ello. Por suerte hay personas que van a intentar arreglarlo, si eso es posible. Es el caso de Tim Berners-Lee y su proyecto Solid, por un lado, y la Web3, defendida por Elon Musk o Jack Dorsey, el fundador de Twitter, por otro.

La Web3 no es la solución, según Tim Berners-Lee

La Web 1.0 son los inicios de Internet: páginas web y servicios que solo funcionaban en una dirección. Los usuarios usaban esos servicios online, y ya está.

La Web 2.0 permite a los usuarios participan en la creación y uso del contenido: personalizar esos servicios, crear los suyos propios, y colaborar con otras personas en proyectos online. Es la Internet interactiva y colaborativa.

Ahorra se habla de la llegada de la Web 3.0 o Web3, a la sombra de las criptomonedas: una nueva Internet descentralizada y sin dueño, gestionada por la blockchain, es decir, el equivalente a las criptomonedas, pero aplicado a la gestión de Internet.

Una red en la que los gobiernos y las grandes corporaciones como Google, Amazon, o Meta no controlan los datos, sino que están en poder de los propios usuarios, protegidos y gestionados por la blockchain. Nadie podría manipularlos, ni espiarlos ni robarlos, porque la blockchain es inviolable. Elon Musk o Jack Dorsey defienden este concepto. Tim Berners-Lee cree que no lleva a ningún sitio.

El creador de las páginas y actualmente a cargo del World Wide Web Consortium (W3C), que se encarga de aprobar los estándares de Internet, cree que la Web3 no tiene sentido, y quienes la promueven no entienden cómo funciona Internet.

Hay que entender qué significan realmente los términos que estamos discutiendo, más allá de las palabras de moda“, ha dicho Berners-Lee en una conferencia en Lisboa, según recoge Techspot. “Es una pena que la gente de Ethereum haya tomado el nombre real de Web3 para las cosas que están haciendo con blockchain“.

Tim Berners-Lee está convencido de que la blockchain no es la solución para descentralizar Internet, sencillamente porque “es demasiado lenta, demasiado cara, y demasiado pública“. Lo que necesita Internet es que la gestión de datos sea “rápida, barata y privada“. Eso es lo que busca su proyecto Solid, que puso en marcha en 2018. Una nueva Internet que devuelve los datos personales a los usuarios.

¿Qué es Solid?

Solid propone que toda la información privada de los usuarios se guarde en unos recipientes herméticos (encriptados) llamados Solid POD. Es importante tener claro que hablamos de TODOS los datos personales. Cualquier información personal que crees, desde un mensaje a tu historial de navegación, una foto que compartas, todo, se guarda en un POD.

Un POD puede estar en un servidor en Internet, pero también en una llave USB, o un ordenador que configuras como servidor POD. Se trata de un recipiente físico, que tendrás que conectar a Internet ya que las apps o webs que uses accederán a él para utilizar los datos que tú decidas compartir.

La ventaja de esto es que tus datos están contigo físicamente, ya sea en un pendrive USB, o en tu ordenador, y nadie más puede acceder a ellos. No están en servidores de grandes empresas ni en las redes sociales. Nadie puede acceder a ellos si tú no quieres.

Parece una solución limitada, porque hay gente que genera cientos de gigas de datos privados subiendo fotos, vídeos, etc. Pero hay datos que no te importa que sean públicos, así que esos no irán al POD. En todo caso, también podrás usar servidores online para guardar tus Solid PODs, para que no tengas que preocuparte del espacio. Puedes crear todos los PODs que quieras.

Cuando instalas una app o un navegador, tú decides a qué parte de tus datos (o a que POD) puede acceder, así que tienes un control total sobre lo que los demás saben de ti. Y no es solo teoría: ya puedes crear tu propio POD en Solid, y ya está disponible un SDK para que las desarrolladoras puedan crear apps compatibles con Solid.

Es una propuesta tan utópica como en su momento lo fue el código libre, Linux o la Wikipedia. El problema es que Solid lucha contra la tiranía de las corporaciones tecnológicas y los gobiernos que controlan todos los datos de Internet. Y no se van a dejar quitar ese poder.

Para Tim Berners-Lee, la Internet del futuro no pasa por la Web3, sino por Solid. Son formas diferentes de intentar arreglar algo que está roto, y en manos de gigantes todopoderosos. No será nada fácil conseguirlo.

 

Fuente de Información:

Juan Antonio Pascual Estapé (2022, Noviembre), Tim Berners-Lee, el creador de las páginas web, carga contra la Web3 y la blockchain. Dice que el futuro de Internet se llama Solid, ComputerHoy. https://computerhoy.com/noticias/tecnologia/tim-berners-lee-web3-blockchain-futuro-internet-solid-1152337

 

close chatgpt icon
ChatGPT

Enter your request.